martes, 13 de marzo de 2012

La volatilidad en EE.UU vuelve a niveles de antes de la crisis.


Fuente: Cotizalia.com

Los inversores estadounidenses comienzan a ver la luz al final del túnel. Así lo atestigua el índice de volatilidad del mercado de opciones de Chicago (Chicago Board Options Exchange Market Volatility Index), un indicador desarrollado en 1993 que mide la volatilidad relacionada con la actividad del S&P 500. En la actualidad, el índice se mueve ligeramente por encima de los 16 puntos, en los mismos niveles que registró a mediados de 2008, antes del estallido de la crisis económica.

El indicador VIX, como se le conoce habitualmente, está directamente vinculado a la percepción de la situación económica de Estados Unidos. Así, a valores más elevados, mayor situación de miedo, inseguridad y pesimismo en los mercados y viceversa. Este indicador, que se calcula a partir de una serie de opciones del S&P 500, ha caído en lo que va de 2012 más de un 30% después de tocar su nivel más alto desde marzo de 2009 el pasado mes de agosto.
“La caída del VIX demuestra la creciente sensación de confianza que hay en Estados Unidos a la vista de los últimos datos macroeconómicos, así como de desempleo”, apuntan los analistas de Miramar Capital. En opinión de los expertos, esta situación de descenso de la volatilidad se plantea a largo plazo ya que “las posibles turbulencias en Europa son colaterales y no deben suponer más inconvenientes a un mercado que se mueve por el buen funcionamiento del motor del consumo interno”.
Este indicador de volatilidad (el más utilizado en EEUU por los expertos) tocó el nivel más alto de su historia el 20 de octubre de 2008, en pleno estallido de la crisis, tras la quiebra de Lehman Brothers, alcanzando los 89,5 puntos. Los niveles actuales son los más bajos desde el pasado mes de julio.
Goldman vaticina un año en blanco para el S&P 500
A pesar del buen tono del VIX, no todos los expertos se muestran optimistas sobre el futuro del S&P 500 para 2012. Este lunes el estratega jefe de Goldman Sachs, David Kostin, ha explicado que sus previsiones contemplan que el selectivo estadounidense acabe el año en niveles de 1.250 puntos. Dicho de otra forma, tal y como empezó el presente ejercicio.
En declaraciones de Kostin a Bloomberg TV, el posible pinchazo del S&P 500 se fundamenta en el estancamiento del crecimiento de EEUU (por debajo del 2%), así como en el recorte de previsiones de beneficios empresariales (se prevé que aumenten menos del 3%).

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...